Conozca el relato detallado de la fundación de esta ganadería de Tamiahua, en la Huasteca Veracruzana.

Es común que las ganaderías de registro pasen de padres a hijos, pero no siempre pueden heredar los clientes ya sea porque cambiaron de giro o de raza, o peor, porque hubo retrocesos en la calidad que acabaron por ahuyentarlos. El rancho Chapopote, uno de los más antiguos criaderos de Brahman, tiene en cambio clientes que ya son de tercera  o cuarta generación pues sus padres y sus abuelos empezaron a comprar novillonas y sementales hace 30, 50 o más años.

Esta ganadería de Tamiahua, en la Huasteca veracruzana, fue fundada hace mas de 70 años por Don Enrique Sánchez Muñoz como criador comercial.

En 1945 compró sus primeros lotes de hembras puras a Marcos Américus y al rancho J.D. Hudgins, de Texas. Sus hijos Odilón y Enrique Sánchez Maya importaron vaquillas de Runnels Pierce y, a principios de los 70 varios sementales del rancho 3X, que por entonces tenia un ganado muy corpulento de excelente estructura ósea, buena fertilidad y madres con elevada producción lechera y mansedumbre. Estos toros formaron, junto con las sangres de las ganaderías anteriores, la base actual del Brahman del Rancho Chapopote.

Actualmente su programa reproductivo está basado en inseminación artificial ,monta directa y transferencia de embriones. La inseminación comenzó hace casi 30 años cuando se importó semen de Sugarland, usando siempre semen importado de toros cuidadosamente seleccionados por sus índices económicos, potencial genético y fenotipo.

La monta se realiza en dos formas, una controlada en corral y la otra en pastoreo. Para la asignación de semen o de montas se realiza un estudio a fondo de la genealogía, características morfológicas e índices reproductivos de cada una de las vacas.

En el programa de transferencia de embriones (en donde el promedio de fertilidad es de 62%) sólo se emplea semen de toros sobre cuya calidad se tiene seguridad plena; hay actualmente múltiples vacas donadoras, entre ellas varias son americanas importadas del lote de reemplazo de J. D. Hudgins y  el resto son vacas nacidas en el propio rancho las cuales acumulan varios campeonatos nacionales.

El tipo de animal buscado por esta ganadería, es de un tamaño de mediano hacia arriba con grandes masas musculares y buena estructura ósea, expresión racial característica de la raza, con prepucios cortos y lomos largos y provenientes de vacas con indices lecheros positivos .

A los clientes se les entrega un animal seleccionado con un escrupuloso programa sanitario y una amplia evaluación genética procesada con las modernas herramientas de cómputo.